Centro de Estudios Musicales

LA ORQUESTA

Fue el 2 de mayo de 1990, cuando se dio el primer ensayo de la OCEM, con lo que más bien se conformaba como una orquesta de cámara o un ensamble, recuerdo que ensayamos la música de LENNON- McCARTNEY, she is leaving home, con dos flautas, dos violines, un violonchelo. Contrabajo, piano y percusiones; sin pensar en la posibilidad de una orquesta completa. Cuando empezamos a ensayar, hubo maestros que reclamaron el derecho de formar una orquesta, a lo que respondí ¡Adelante, háganlas, a mí no me interesa!, realmente mi idea era juntar a los alumnos y ponerme a trabajar con ellos, no era realmente hacer una orquesta, solo hacer música en grupo, esto, posiblemente debido a mi formación en grupos de rock en los 60, 70, o en los de jazz en los 80.

En ese momento no teníamos programado a conciencia lo que sería realmente la enseñanza de la música formal en los jóvenes a través de la orquesta juvenil. Todo fue en base a la práctica cotidiana que fue dando resultados que nos fueron llevando a lo que hoy podemos mostrar.

En ese entonces (1990), había que construir condiciones de trabajo y no lamentarse de los faltantes, había que luchar por tener instrumentos ¨raros¨, como el oboe o el fagot, el corno francés o inglés, eran impensables.

El 4 de julio de 1990 se presentó por primera vez la Orquesta del Centro de Estudios Musicales (OCEM), interpretando un arreglo del Mtro. Félix Mora de la obra de Erico Moricone: Hermano sol hermana luna, que nos tardó montar la obra, casi dos meses para poder interpretar dos minutos de música, ante la alegría, asombro y una que otra lagrima de felicidad, de los padres de familia siempre agradecidos. En ese momento surge en Baja California un nuevo movimiento en la música orquestal, un movimiento que sería el precursor de las orquestas juveniles en el Noroeste de México. En Octubre del mismo año, recibimos la visita del Mtro. Eduardo García Barrios, el cual había sido invitado por el Dr. Juan Echevarria y pro- música de Ensenada, para formar la Orquesta de Baja California. Tres días después- el 11 de Octubre de 1990- estuvo con nuestra pequeña orquesta, el representante de Coros y Orquestas de México, el Mtro. Fernando Lozano, quien nos invitó a participar en el encuentro de orquestas juveniles que se llevaría a cabo en la ciudad de México, al cual asistimos sin tener una idea de la magnitud del evento, 1500 músicos reunidos en una sola orquesta, la cual me toco dirigir una de las piezas en aquel 4 de Noviembre de1990.

La experiencia de ese evento cambio en un abrir y cerrar de ojos, la vida de estos 11 jóvenes y la mía propia. Saber que éramos parte del record Guiness.